ATENOLOL 100 CELSIUS - Precauciones

Se considera riesgo vs. beneficio en las siguientes situaciones. Embarazo: aunque se han usado betabloqueantes en embarazadas sin contratiempos, también se han informado retardos en el crecimiento fetal y síntomas de bloqueo beta en el lactante. Alergia, asma o enfisema (por ser cardioselectivo, el riesgo de broncoespasmo por atenolol es remoto). Insuficiencia cardíaca compensada (riesgo de depresión de la contractilidad miocárdica). Diabetes mellitus: los betabloqueantes pueden enmascarar un síntoma de hipoglucemia, la taquicardia, aunque no el mareo o la sudoración. También pueden retardar la recuperación de la hipoglucemia por bloqueo glucogenolítico de las catecolaminas. Hipertiroidismo (los betabloqueantes pueden enmascarar la taquicardia, el retiro abrupto puede precipitar la sintomatología). Miastenia grave: los betabloqueantes pueden aumentar la debilidad muscular. Psoriasis (puede empeorar). Insuficiencia renal (puede requerirse un ajuste de la dosis por disminución del clearance renal; los betabloqueantes pueden disminuir el flujo sanguíneo renal). Uso de medios de contraste yodados: los betabloqueantes pueden disminuir la respuesta al tratamiento con adrenalina en caso de respuesta anafiláctica. Por ser escasa la metabolización en el hígado, no se requiere ajuste de dosis en la insuficiencia hepática.