ARTIVENA - Propiedades

Producto natural de origen vegetal con propiedades flebotróficas. Tradicionalmente la Hamamelis ha sido utilizada para el tratamiento de alteraciones de la circulación venosa, aliviando el dolor, la inflamación, los edemas de miembros inferiores y el prurito que acompañan a esta clase de dolencias. Hamamelis virginiana. Datos botánicos y etnofarmacológicos. Hamamelis proviene del griego (hama- junto, melis -bellota o fruto), el nombre hace referencia a que en los ejemplares de este género pueden encontrarse a la vez flores y frutos. Hamamelis virginiana (Whitch Hazel) es un arbusto o árbol pequeño procedente de América del Norte, fue introducido en Europa a fines del siglo XIX, donde alcanzó mucha popularidad. En América se extiende desde Canadá a la Florida, y desde el oeste a Texas, en suelos húmedos y arenosos. Es un árbol caduco cuya propagación se lleva a cabo por semillas que germinan al segundo año. Tiene la particularidad de florecer en el otoño tardío o incluso comenzado el invierno, siendo las flores amarillas de aspecto plumoso. Las hojas son alternas, oblicuas, cordadas en la base, oblongas, de ocho a quince centímetros de largo. Contienen alta proporción de taninos, también presentan ácido gálico, cafeico, diversos heterósidos y ácidos esenciales. Los extractos de hojas de Hamamelis se usan por sus propiedades astringentes, vasoconstrictoras y hemostáticas, resultando de utilidad en el tratamiento de trastornos que tienen como base alteraciones de circulación venosa tales como várices, hemorroides y flebitis.