ALOMIX - Farmacología

Los componentes de ALOMIX intervienen a nivel celular con diferente modo de acción. L-cistina: L-cistina es un aminoácido no esencial azufrado. Es estable bajo forma de cisteína y el organismo es capaz de convertir uno en otro según los requerimientos. Se origina del aminoácido metionina. El aminoácido L-cistina es fundamental en el proceso de la queratinización del pelo. Su presencia es importante para el desarrollo normal de la estructura de la fibra capilar por ser el componente mayoritario en la composición del pelo. También, induce la formación de caroteno que colabora en el crecimiento del pelo. Tiene, además, acción reguladora sobre la secreción sebácea, por lo que está indicado en casos de seborrea y dermatitis seborreica y acción antioxidante (antienvejecimiento del tejido conectivo). Mejora el funcionamiento de la piel, su textura y flexibilidad, al actuar sobre las fibras de colágeno. También mejora la actividad sanguínea de la serie blanca. Acido pantoténico (como Pantotenato de calcio): el ácido pantoténico es un componente de la coenzima A, necesaria para la activación del metabolismo en general. A nivel del folículo piloso, varios estudios clínicos evidencian su eficacia en mejorar el trofismo del folículo piloso, evitando la atrofia del bulbo piloso en la fase de retroceso o telógena. Según los diferentes tipos de alopecias, tiene por objeto reforzar la vitalidad de los cabellos y mejorar el aspecto opaco, quebradizo o despigmentado. El ácido pantoténico se absorbe con facilidad a partir del tubo digestivo. Se encuentra en todos los tejidos a concentraciones que varían de 2 a 45ug/g. Alrededor del 70 % de ácido pantoténico absorbido se excreta por la orina. La tolerancia por vía oral es excelente y no se ha observado hipervitaminosis. Biotina: la biotina desempeña un papel primordial en el mantenimiento de la integridad de la piel y las faneras. Se utiliza en todo tipo de caída de cabello, alopecias y dermatitis seborreica. También se utiliza en alteraciones de la estructura y fragilidad de las uñas. Es cofactor para la carboxilación enzimática de cuatro sustratos: piruvato, acetil-CoA, propionil-CoA y b- metilcrotonil-CoA. Interviene en las reacciones que producen energía y en el metabolismo de los carbohidratos y ácidos grasos poliinsaturados. Por vía oral, la biotina se absorbe con rapidez a partir del tubo digestivo, y aparece en la orina principalmente en forma de biotina intacta, y en menor cantidad como los metabolitos bis-norbiotina y biotina sulfóxido. Se emplea, en asociación al ácido pantoténico, para el tratamiento del acné y de todas las alopecias con o sin seborrea. La biotina a dosis grandes (5 a 10mg/día) se administra en lactantes con seborrea infantil, y en individuos con alteraciones genéticas de enzimas dependientes de biotina. Las posologías de 5 a 10mg por día en lactantes y de 10 a 20mg por día en el adulto, pueden ser superadas sin ningún inconveniente. La tolerancia por vía oral es excelente y no se ha observado hipervitaminosis. Cinc: el cinc es un elemento esencial de la nutrición. Es un constituyente de muchos sistemas enzimáticos y está presente en todos los tejidos. La deficiencia de cinc incluye retardo del crecimiento y defectos en tejidos tales como la piel, el sistema inmune y la mucosa intestinal. Es un oligoelemento de gran importancia como cofactor en reacciones enzimáticas relacionadas con la queratinización del cuero cabelludo. El cinc se utiliza por su actividad antiseborreica debido a la inhibición de la 5 alfa reductasa y a su aporte como el oligoelelemento necesario para la síntesis de la queratina del pelo.