AKROPERIDOL - Advertencias

Si al comenzar el tratamiento o al aumentar de dosis aparecen calambres musculares o inquietud severa, debe consultarse rápidamente a fin de tratar dichos síntomas. El abandono del tratamiento con haloperidol sin que el médico así lo haya indicado puede precipitar trastornos psiquiátricos agudos severos. Del mismo modo, si el médico ha prescripto otros medicamentos para corregir la rigidez muscular o el temblor, éstos no deben abandonarse hasta que aquél lo indique.