DERMATITIS SEBORREICA - Tratamiento

Las escamas y la resequedad de la piel se pueden tratar con champúes de venta libre para la "caspa" o medicados. El cabello se debe lavar con champú frecuente y vigorosamente (preferiblemente todos los días). Se recomienda aflojar las escamas con los dedos y estregar durante por lo menos 5 minutos para luego enjuagar completamente. Algunos de los ingredientes activos en estos champúes son ácido salicílico, alquitrán de hulla, zinc, resorcina, ketoconazol o selenio.Para los casos severos de esta enfermedad, se pueden prescribir champúes o lociones que contengan selenio, ketoconazol o corticosteroides. Para aplicar el champú, el cabello se debe dividir en pequeñas secciones, aplicarlo por áreas pequeñas y masajear la piel. Si las áreas afectadas son el rostro o el pecho, se debe aplicar una loción medicada dos veces al día.La dermatitis seborreica puede mejorar durante el verano, especialmente después de realizar actividades al aire libre.Para bebés afectados por la costra láctea:
  • Masajearle el cuero cabelludo suavemente con los dedos o con un cepillo suave para aflojar las escamas y mejorar la circulación en el área.
  • Bañarle el cabello diariamente con suavidad y utilizando un jabón suave, mientras se presenten las escamas. Después de que las escamas hayan desaparecido, el cabello se le puede lavar dos veces por semana.
  • Asegurarse de enjuagarle bien el cabello para que no queden restos de jabón
  • Peinarle el cabello con un cepillo limpio y suave después de cada lavada y varias veces al día.
  • Si las escamas no se aflojan fácilmente y no salen, se aconseja aplicarle vaselina líquida en el cuero cabelludo y envolverle la cabeza en un trozo de tela húmedo y tibio hasta por una hora y luego bañarlo como se indicó anteriormente. Se debe recordar que el bebé pierde mucho calor a través del cuero cabelludo. Cuando se utiliza el trozo de tela tibio y húmedo con la vaselina líquida, es necesario revisarlo frecuentemente para asegurarse de que éste no se haya enfriado, ya que las ropas frías y húmedas podrían bajarle la temperatura drásticamente.
  • Si las escamas siguen siendo un problema o una preocupación o si el bebé parece incómodo y se rasca la cabeza, es necesario contactar al médico, quien puede prescribir una crema o una loción para aplicarle en el cuero cabelludo varias veces al día.