IBUSOL - Sobredosificación

La toxicidad depende de la cantidad de droga ingerida y del tiempo transcurrido desde su ingestión. Los síntomas más frecuentemente informados en los casos poco comunes de sobredosis con ibuprofeno incluyen dolor abdominal, náuseas, vómitos, letargo y mareos, cefaleas y, muy raramente, depresión del SNC, coma, insuficiencia renal aguda, apnea y toxicidad cardiovascular. La intoxicación aguda requiere principalmente tratamiento de soporte. En casos de sobredosificación aguda por ingestión de dosis menores de 100 a 200mg/kg en niños, se aconseja la evacuación gástrica por inducción del vómito. Con dosis de 200 a 400mg/kg, se debe practicar inmediatamente el lavado gástrico. La administración del carbón activado puede disminuir la absorción de la droga. Se aconsejan las medidas de apoyo necesarias. Según el estado del paciente, puede ser necesario controlar la hipotensión, la acidosis o el sangrado gastrointestinal. Además, por tratarse de una droga ácida que se excreta en la orina, se aconseja la administración de álcalis y la inducción de la diuresis. Ante la eventualidad de una sobredosificación, concurrir al hospital más próximo o comunicarse con el CIAT 1722.