IBUSOL - Farmacocinética

Por vía oral, el ibuprofeno se absorbe rápidamente, lográndose una concentración plasmática máxima entre 1 a 2 horas después de la administración. La absorción no es alterada significativamente por los alimentos (disminuyen la velocidad pero no la magnitud de la absorción) ni por los antiácidos. Presenta unión elevada ( > 99%) a las proteínas del plasma. Sufre un rápido metabolismo y la mayoría de las dosis se recupera en orina dentro de las 24 horas de haber sido administrada bajo la forma de metabolitos (62%), ibuprofeno libre (1%) o conjugado (14%). El resto se recupera en las heces como metabolitos o ibuprofeno no absorbido.