Prospecto del Medicamento DUPLISEDAN

Composición
Cada comprimido contiene: fenobarbital sódico 40mg, pentobarbital sódico 80mg, excipientes cs.
Farmacología
La idea que cristalizó la fórmula de DUPLISEDAN fue la de proporcionar al médico un hipnótico cuya acción se iniciara en forma rápida, pero que se prolongara hasta una duración media de 8 horas. Para ello se combinó el pentobarbital, de acción pronta en el tiempo pero de duración resumida, con el fenobarbital, el más clásico de todos los barbitúricos, cuyo inconveniente principal radica en que utilizando aisladamente las dosis útiles dejan como secuela en la mañana siguiente somnolencia y embotamiento mental. Esta asociación permite rebajar la dosis de ambos derivados de la malonilurea con resultados clínicos que han sido ampliamente elogiados por los médicos. Los componentes de DUPLISEDAN se absorben muy bien, tanto por vía oral como por vía rectal. DUPLISEDAN induce un sueño semejante al natural, tranquilo y generalmente sin ensueño. Actúa sobre la corteza cerebral, deprimiéndola, pero sobre todo sobre el sistema activador reticular del tronco cerebral, donde posiblemente modifica algunos mecanismos metabólicos. Es decir, existe una amplia experiencia sobre las alteraciones electroencefalográficas que inducen los barbitúricos, que son utilizados para el estudio de diversas enfermedades.
Indicaciones
La principal indicación de DUPLISEDAN es el insomnio, cualquiera sea su origen. Como indicación secundaria puede utilizarse como sedante, empleando dosis más pequeñas que las propiamente hipnóticas. En esta indicación ha sido desplazado en gran parte por los tranquilizantes y ataráxicos.
Dosificación
Como hipnótico, en adultos 1 comprimido administrado ½ a 1 hora antes del momento en que se desee conciliar el sueño. Como sedante, ⅓ a ½ comprimido, 2 a 3 veces, en las horas diurnas.
Contraindicaciones
Síndrome depresivo, enfermedad hepático-renal grave, anemia severa o leucopenia, depresión respiratoria, shock o hemorragia grave y manifestaciones alérgicas a otro barbitúrico. Debe administrarse de modo prudente en ancianos y personas debilitadas. Debe evitarse la conducción de vehículos o de máquinas que exijan un estado de alerta continuado. Debe titularse la dosis para cada sujeto. Debe cuidarse su administración en pacientes en quienes pueda aparecer depresión respiratoria por cualquier causa (asma, EPOC, insuficiencia renal e insuficiencia hepática). Debe evitarse la ingesta de alcohol. Es posible un sindrome de abstinencia ante suspensión abrupta. Debe utilizarse por períodos cortos (riesgo de tolerancia y dependencia). Puede causar excitación en pacientes con dolor.
Reacciones adversas
El efecto secundario más comúnmente observado es la persistencia de su acción sedante por la mañana, lo que puede interferir en la actividad normal de la persona. En DUPLISEDAN se observa mucho menos este efecto perjudicial que con los barbitúricos clásicos (fenobarbital, barbital) por las razones que detallamos en el párrafo de Farmacología. Pueden observarse reacciones paradojales: hiperactividad, agitación, irritabilidad y confusión. En la esfera gastrointestinal, algunas personas sensibles pueden presentar molestia epigástrica, sensación de indigestión, náuseas o vómitos. En algunas personas sensibles pueden aparecer erupciones cutáneas de tipo alérgico. Anemia, leucopenia, poliadenomegalia.
Precauciones
Debe ser administrado con prudencia en ancianos y en personas debilitadas. En pacientes que al día siguiente deban realizar tareas que requieran un estado de alerta mental (conducción de vehículos, manejo de máquinas peligrosas, etc.) debe utilizarse en pequeñas dosis, tanteando la susceptibilidad del sujeto. También debe utilizarse con prudencia en pacientes en quienes pueda aparecer depresión respiratoria por la índole de su enfermedad.
Intoxicación y su tratamiento
Dosis grandes de DUPLISEDAN, ingeridas por equivocación con propósitos suicidas, pueden llevar al coma barbitúrico, caracterizado por pérdida completa de la vida de relación, una grave depresión respiratoria, con respiración superficial y cuadro de colapso circulatorio. Ligados a la intoxicación crónica por barbitúricos están diversos aspectos, cuya denominación resulta todavía algo confusa. Los barbitúricos en general pueden provocar tolerancia, entendida esta como la necesidad de ir aumentando la dosis para obtener efectos que anteriormente producían dosis más pequeñas. Hábito que puede llegar a la adicción, es decir, a la necesidad, en cierto modo compulsiva, de su administración diaria, y a la dependencia, es decir, la aparición de síntomas psíquicos (por ejemplo, inquietud, desasosiego, excitación psicomotora) y aun físicos (síndrome de abstinencia). Existen en la literatura casos de ictericia grave por hepatotoxicidad, de aplasia medular y agranulocitosis, de lesiones renales graves, atribuidos a los barbitúricos.
Presentación
Env. con 20 comp.

Agregar un Comentario

  Gracias!
Su mensaje ha sido enviado.

Los comentarios aquí publicados son ajenos al personal que administra esta web. Es por ello que aconsejamos que se tomen con mucha precaución y que, en caso de tener una duda de carácter médico, acuda a su médico de cabecera. *