Prospecto del Medicamento DIAZEPAM GAUTIER

Composición
Cada comprimido contiene: diazepam 10mg.
Indicaciones
En todos los casos de ansiedad, tensión, especial eficacia en organeurosis y distonías neurovegetativas. Psiconeurosis, neurosis obsesivo-compulsiva, delirium tremens y estados confusionales del alcoholismo. Espasmos o contracturas musculares (poliomielitis, lumbago, ciática, hemiplejía, paraplejía). Trastornos de la menopausia, dismenorrea, aborto inminente.
Dosificación
Conviene realizar un cuidadoso ajuste posológico en cada paciente a fin de conseguir el mayor beneficio terapéutico posible. Aunque las dosis diarias habituales indicadas a continuación son las apropiadas para la mayoría de los pacientes, en algunos casos podrá ser necesario elevarlas. Para adultos: la dosis habitual en administración oral es de 5-20mg diarios, según la gravedad de los síntomas. Por vía oral no deben tomarse, por lo general, más de 10mg a la vez. Ancianos: debe iniciarse el tratamiento con la mitad de la dosis habitual para los adultos, aumentándola después gradualmente en función de las necesidades y la tolerancia. Niños: 0,1-0,3mg por kg de peso y día. Pacientes con trastornos renales o hepáticos: ha de prestarse especial atención al ajuste individual de la dosis. Neonatos: véase Contraindicaciones.
Contraindicaciones
El diazepam está contraindicado en las personas con hipersensibilidad conocida a las benzodiazepinas o dependencia de otras sustancias, el alcohol inclusive. En este segundo caso, constituye una excepción el tratamiento de los síntomas agudos de privación.
Reacciones adversas
Las más frecuentes son lasitud, somnolencia y debilidad muscular, dependientes de la dosis por lo general. En raras ocasiones se han observado confusión, estreñimiento, depresión, diplopía, disartría, cefaleas, hipotensión, incontinencia, alteraciones de la libido, náuseas, sequedad de boca o hipersalivación, exantemas, temblor, retención urinaria, vértigo y trastornos de la acomodación. Extremadamente raros han sido los casos de aumento de las transaminasas y la fosfatasa alcalina, así como de ictericia. Reacciones paradójicas como excitación aguda, ansiedad, trastornos del sueño y alucinaciones se han observado también. De aparecer tales reacciones, ha de retirarse el preparado. La posibilidad de que se desarrolle dependencia física de las benzodiazepinas cuando se toman a las dosis recomendadas es mínima. No obstante, su abrupta suspensión tras un tratamiento prolongado puede originar síntomas de privación (por ejemplo: agitación, excitación, temblor y ocasionalmente espasmos). De ahí la conveniencia de reducir escalonadamente la dosis.
Precauciones
La debilidad muscular propia de la miastenia grave exige proceder con precaución cuando se administre el diazepam a pacientes con esta enfermedad. Debe advertirse a los pacientes que se abstengan de toda actividad que requiera la plena concentración de sus facultades mentales, por ejemplo, el manejo de máquinas peligrosas o la conducción de automóviles. De igual manera, se les advertirá del peligro que comporta ingerir a la vez alcohol, ya que una combinación tal puede potenciar los efectos adversos de ambas sustancias. Se procederá con cautela en las personas con insuficiencia cardiorrespiratoria conocida, pues los sedantes como el diazepam, pueden intensificar la depresión respiratoria. En cambio, en ciertos pacientes será beneficioso el efecto sedante, ya que aminora el necesario esfuerzo para respirar. El diazepam está contraindicado en quienes sufran hipercapnia crónica grave. Al igual que con otros medicamentos, antes de administrar el diazepam a embarazadas deben sopesarse los beneficios terapéuticos esperados para la madre y los posibles riesgos para el fruto de la concepción. En los neonatos ha de tenerse presente que el sistema enzimático que interviene en la degradación del medicamento posiblemente no esté aún desarrollado totalmente, sobre todo en los prematuros, y que el diazepam y sus metabolitos atraviesan la barrera placentaria y pasan a la leche materna. Por estas razones, siempre que sea posible se evitará prescribirlo durante el embarazo y la lactancia.
Interacciones
Se conocen algunos casos en los que la administración simultánea de cimetidina -pero no de ranitidina- ha retardado el aclaramiento del diazepam. Según ciertos informes, asimismo, el diazepam modifica la eliminación metabólica de la fenitoína. En cambio, no se han comprobado interacciones con los antidiabéticos, anticoagulantes y diuréticos comúnmente utilizados. Cuando se combine el diazepam con otros fármacos de acción central, como neurolépticos, tranquilizantes, antidepresivos, hipnóticos, anticonvulsivos, analgésicos y anestésicos, ha de considerarse que pueden potenciarse sus respectivos efectos, tanto los positivos como los negativos.
Presentación
Estuches x 20 y x 60 comp. ran. de 10mg.

Agregar un Comentario

  Gracias!
Su mensaje ha sido enviado.

Los comentarios aquí publicados son ajenos al personal que administra esta web. Es por ello que aconsejamos que se tomen con mucha precaución y que, en caso de tener una duda de carácter médico, acuda a su médico de cabecera. *