Prospecto del Medicamento ATENOLOL 100 CELSIUS

Composición
Cada comprimido contiene: atenolol 100mg.
Propiedades
Atenolol es un betabloqueante cardioselectivo, pues a dosis terapéuticas bloquea únicamente los receptores beta de tipo 1, de ubicación fundamentalmente cardíaca. Esto permite su uso en condiciones que hacen desaconsejable el uso de los betabloqueantes no cardioselectivos, como asma y diabetes.
Indicaciones
Angina de esfuerzo. Hipertensión arterial. Taquiarritmias supraventriculares y taquicardia ventricular. Tratamiento precoz del infarto de miocardio. Cardiomiopatía hipertrófica secundaria a estenosis subaórtica. Feocromocitoma (tras obtener adecuado bloqueo alfa). Tratamiento profiláctico de la cefalea vascular. Síntomas cardiovasculares de ansiedad. Tratamiento coadyuvante de la tirotoxicosis. Temblor esencial, familiar y senil.
Dosificación
Por su vida media prolongada, generalmente se administra en toma única diaria, a las siguientes dosis. En hipertensión arterial: 25-50mg. Si a las dos semanas no se ha obtenido el efecto buscado, se puede aumentar a 50-100mg/día. En angina de esfuerzo: comenzar con 50mg/día y aumentar semanalmente si es necesario, en escalones de 50mg. Máximo recomendado 200mg/día. En el infarto de miocardio inmediatamente después de una dosis carga intravenosa de 1mg por minuto durante 5 a 10 minutos, se administrarán 50mg vía oral a repetir en 12 horas, luego, 100mg/día. En insuficiencia renal ajustar la dosis máxima según clearance de creatinina: entre 15 y 35ml/min/1,73m2: 50mg por día; menos de 15ml/min/1,73m2: 50mg día por medio.
Contraindicaciones
Alergia al atenolol. Shock cardiogénico, insuficiencia cardíaca descompensada (puede usarse con extrema precaución en la falta cardíaca por tirotoxicosis). Bloqueo auriculoventricular de grado II o III. Bradicardia sinusal con frecuencia inferior a 45 latidos por minuto. En el infarto agudo de miocardio, no se utilizará si la presión sistólica es inferior a 100mmHg.
Reacciones adversas
Son poco frecuentes. Incluyen alergia, broncospasmo, bradicardia, arritmias, insuficiencia cardíaca congestiva, hipotensión ortostática, dolor en el pecho, reducción de la circulación periférica, fatigabilidad, debilidad, somnolencia, pesadillas, disminución de la libido, molestias digestivas, ansiedad, depresión psíquica, confusión, alucinaciones, dolor dorsal o articular, congestión nasal, hepatotoxicidad, leucopenia, trombocitopenia. Puede incrementar los niveles séricos de ácido úrico, lipoproteínas y triglicéridos.
Precauciones
Se considera riesgo vs. beneficio en las siguientes situaciones. Embarazo: aunque se han usado betabloqueantes en embarazadas sin contratiempos, también se han informado retardos en el crecimiento fetal y síntomas de bloqueo beta en el lactante. Alergia, asma o enfisema (por ser cardioselectivo, el riesgo de broncoespasmo por atenolol es remoto). Insuficiencia cardíaca compensada (riesgo de depresión de la contractilidad miocárdica). Diabetes mellitus: los betabloqueantes pueden enmascarar un síntoma de hipoglucemia, la taquicardia, aunque no el mareo o la sudoración. También pueden retardar la recuperación de la hipoglucemia por bloqueo glucogenolítico de las catecolaminas. Hipertiroidismo (los betabloqueantes pueden enmascarar la taquicardia, el retiro abrupto puede precipitar la sintomatología). Miastenia grave: los betabloqueantes pueden aumentar la debilidad muscular. Psoriasis (puede empeorar). Insuficiencia renal (puede requerirse un ajuste de la dosis por disminución del clearance renal; los betabloqueantes pueden disminuir el flujo sanguíneo renal). Uso de medios de contraste yodados: los betabloqueantes pueden disminuir la respuesta al tratamiento con adrenalina en caso de respuesta anafiláctica. Por ser escasa la metabolización en el hígado, no se requiere ajuste de dosis en la insuficiencia hepática.
Interacciones
Sumación o potenciación de efectos cardiodepresores o hipotensores con amiodarona, gases anestésicos, bloqueantes del calcio, clonidina, reserpina. Inhibición mutua con beta-estimulantes y xantinas. Los betacoagulantes pueden disminuir el efecto hipoglucemiante de insulina y antidiabéticos orales. También pueden exacerbar la respuesta a alergenos usados en inmunoterapia.
Información al paciente
Antes de comenzar a tomar atenolol, avisar al médico si es alérgico, asmático, está embarazada o procurando un embarazo, amamantando, tomando cualquier otro medicamento o droga, o sufriendo algún otro problema de salud. Tomar este medicamento exactamente como lo indicó el médico. Seguirlo tomando aunque se sienta bien, hasta su próxima consulta. No dejar de tomarlo repentinamente, sin causa justificada. En caso de omitir una dosis, tomarla en cuanto se pueda, pero saltearla si faltan menos de 8 horas para la próxima toma: no tomar una dosis doble. Controlar el pulso periódicamente, consultar de inmediato si es inferior o superior a la frecuencia que el médico haya indicado. Si se experimenta sueño o mareos, no manejar vehículos, no hacer tareas peligrosas. Si es diabético, tener presente que el medicamento puede reducir la glucosa sanguínea e impedir la aceleración del pulso que avisa de una hipoglucemia. ATENOLOL es generalmente muy bien tolerado; consultar al médico si se piensa que está sufriendo síntomas o molestias derivadas del uso del medicamento, en especial: problemas para respirar; mareos y pies fríos, hinchazón en los pies, tobillos o parte baja de las piernas, dolor en el pecho, pulso lento o irregular; mareos, debilidad, cansancio o somnolencia, dolor de garganta y fiebre; salpullido o piel roja, con costras; alteraciones de la sexualidad, depresión, confusión, pesadillas, sentir, ver u oír cosas que no existen.
Presentación
Env. con 20 y 30 comp. en blst.

Agregar un Comentario

  Gracias!
Su mensaje ha sido enviado.

Los comentarios aquí publicados son ajenos al personal que administra esta web. Es por ello que aconsejamos que se tomen con mucha precaución y que, en caso de tener una duda de carácter médico, acuda a su médico de cabecera. *