ARZOMICIN - Efectos colaterales

La azitromicina en general es bien tolerada, con muy baja incidencia de efectos secundarios y cuando éstos se presentan son de grado leve a moderado siendo la mayor parte de ellos de tipo gastrointestinal. Ocasionalmente se observa diarrea y heces blandas, trastornos abdominales (cólicos), náuseas, vómitos y flatulencia. Raras veces se ha observado elevación de las transaminasas. En algunos estudios clínicos se han observado episodios transitorios de leve reducción de neutrófilos aunque no se ha podido asegurar una relación causal con azitromicina.